sábado, 28 de noviembre de 2009

Zoofilia nefanda.

Quienes velan por nuestra moral,con el objeto que nuestro afecto por los animales no se desvie por vericuetos tortuosos para la candidez de nuestra alma,vienen en convenir que el crimen más nefando es la practica de relaciones sexuales con un animal del mismo sexo.

Por otro lado los que somos baconianos - seguidores de Baco no de Francis Bacon (Paco Torrezno,para los de aquí ) - si bien,antaño,haciamos gala de nuestro grito de guerra ¡Bebed hasta caer,lo demás,vicio¡ en las bacanales modernas y urbanitas,no llevabamos hasta tal extremo el imperativo,a lo sumo a cuatro patas se terminaba,exceptuando los satiros priapicos que lo haciamos con tres puntos de apoyo.

Ahora la gente ha perdido las formas y la compostura,hozando en cualquier sitio su delirio etílico.Y lo peor,despertando la curiosidad de avezados canes a los que el tufillo ,que desprende un cuerpo evaporando excreciones, cual afrodisiaco,subyuga en modo tal que el can se da al vicio:


video

Aclaremos que el perro no sufrió daño alguno exceptuando unas leves abrasiones en el capullo, debido a su falta de tino y que,debido a la excitación del momento,no bajó los gayumbos al humano.

3 comentarios:

  1. Dicen que la zoofilia es una desviación sexual. Y cómo se llamará lo que está sufriendo este pobre chucho? Un calentón?
    Menos mal que nunca bebo yo hasta llegar a esos extremos. Pero por si acaso, procuraría dormir la mona.....sentada! jajaja.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. el chucho cachondo...es una lastima que no le rompiese el pantalon para que sea realmente un espectaculo jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Belkis:
    Al perro,como a Dinio,la noche le confunde,y éste seguro que venía de parranda o buscar hembra,pues se dijo:"así se las ponían a Fernando VII".
    Desde el punto de vista canino estaríamos ante un caso de humanofilia.

    MYA:
    El dueño no le amaestró correctamente,seguro que sí hay perros que saben bajar calzones.

    ResponderEliminar